domingo, 1 de enero de 2012

2012 ♥

Querida cosa sin nombre a la que todo el mundo le pide los deseos de Noche Vieja:
Este año pediría un beso a la luz de la luna, un viaje a mallorca o una moto. O quizás pediría lo típico, salud, dinero y amor como dicen. También podría pedir los tacones de 300 euros que tanto me gustan o que me toque la lotería del niño... Pero como no eres ni un rey mago, ni un viejo que se cuela por la chimenea y esta noche tienes mucho trabajo, te voy a pedir que en este 2012 me acompañen las mismas personas que en 2011, bueno, exactamente todas no, solo aquellos tontos con los que paso los días, tardes y noches. Sé que aunque para este año el destino me haya preparado el peor año de la humanidad en el tierra, si ellos están a mi lado, yo me conformo, porque con ellos la vida es menos puta.
Gracias otro año más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada