lunes, 22 de octubre de 2012

Debo admitir que no eras parte de mi libro. . . Pero ahora tu eres el comienzo y el final de cada capitulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada