martes, 23 de octubre de 2012

Dime, ¿donde estabas cuando la ansiedad me ahogaba y necesitaba a alguien que me dijera "tranquila, todo ira bien"? ¡No estabas! Jamas has estado en mis peores momentos.Tan solo estuviste cuando podía aprovecharte de la situación.
C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada