viernes, 6 de abril de 2012

Quise ser como Cenicienta pero mas bien me convertí en Tiana y el Sapo, un sapo bien verde y bien grande. Intenté vivir sueños que pensaba que se podían cumplir, pero que ingenua! Con tantos sapos de por medio nada puede ir bien. Tambien quise ser como Peter Pan y viajar a Nunca Jamás... Nunca Jamás llorarás, Nunca Jamás sufriras... pero no.... Siempre se acaba todo, puede durar mas o menos pero se acaba. No creas todo lo que te dicen, posiblemente ni la mitad de cosas serán verdad, y duda de quien te dice te quiero el primer día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada