jueves, 26 de julio de 2012

Ojala el amor fuera como el volleyball que al gritar ¡Mio! todos se apartan, pero la pena es que halla demasiada ZORRA suelta (:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada