sábado, 15 de septiembre de 2012

Te quiero, no olvides nunca a aquella enana a quien enseñaste a amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada