miércoles, 5 de octubre de 2011

(:

Olvidamos las pequeñas alegrías por lograr la gran felicidad.
Son detalles de la vida que dan otro punto de vista que,
quizá, sea demasiado tarde cuando las quieras valorar.
La verdadera alegría está en las cosas simples de la vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada