miércoles, 5 de octubre de 2011



Echar de menos la infancia es comprender que las heridas en las rodillas duelen menos que las heridas en el corazón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada