sábado, 2 de abril de 2011

El tiempo ...

Tiempo. Maldito tiempo. Unas veces sientes que corre despacio y otras lo mas rápido posible. Porque no simplemente podemos controlar el tiempo a nuestro antojo para adelantarlo en esos momentos de bajon y para congelarlo en los momentos que tu mas quieres disfrutar. Este condenado tiempo es el culpable de mis ralladas y paranoias. Es increíble como nuestra vida depende de algo que apenas te das cuenta que pasa pero que es tan importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada