sábado, 2 de abril de 2011

Simplemente yo ...

Me gusta que se fijen en mí, llámame niña mimada pero recuerda que tampoco soy una niña. Ni siquiera soy mujer. Soy algo diferente, como una vocanada de aire fresco en un día caluroso. Soy una persona que se maravilla al comtemplar su alrededor, a la vez que se maldice por vivir en este mundo. Soy aquélla que le ve a todo un rasgo positivo y uno negativo. Soy los dos polos en uno. Soy risueña y melancólica. Soy activa y perezosa. Paciente e impaciente. Alta y baja. Delgada y gorda. Soy especial e indiferente. Soy simpática y antipática. Soy encantadora y malévola. Soy inteligente y soy tonta, también. Soy ángel y demonio. Soy ciencia ficción y realidad. Soy risa y lágrima, al mismo tiempo. Soy carcajada y llanto, simultáneamente. Puedo llegar a ser tu sueño, pero también tu pesadilla. Puedo enamorarte o puedo desenamorarte. Soy optimista y pesimista. Soy de ideas fijas y de pensamientos variantes. Soy tranquilidad y locura. Soy paz y guerra. Soy rutina e innovación. Soy responsable e irresponsable.
Soy de las que piensan que todo en esta vida es relativo, que todo está en continuo cambio, y yo, para no desentonar, también. No me gusta que la gente se acostumbre o se aburra de mí, por eso intento ser distinta. Trato de ser tan imprevisible que nunca se sepa por dónde voy a salir. Procuro darle un toque especial a la vida que la haga más llevadera. Simplemente, soy así y me gusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada